Tecnología y personas mayores

Lun, 11/12/2017
Imagen de la portada del documento Tecnología y personas mayores

¿Cómo se relacionan las personas mayores con las tecnologías de la información y la comunicación? La respuesta es: depende. Las personas mayores no son un colectivo homogéneo, igual que no lo son los jóvenes de veinte años; son un grupo con una diversidad social que se explica más por los factores que lo caracteriza que por la edad: educación, actividad profesional, situación económica, nivel cultural, aficiones, creencias, género, actitud frente al envejecimiento, etc. Además, hay que tener en cuenta que las personas que se van incorporando a este segmento de la población han convivido buena parte de su vida ya con las TIC, por lo que el gap que se producía entre edad y uso de nuevas tecnologías se va reduciendo progresivamente.

Aún así, es cierto que con la edad se producen cambios en nuestro cuerpo que reducen poco a poco las capacidades sensoriales, motoras y cognitivas, con una intensidad que varía enormemente de un individuo a otro, pero que incuestionablemente llega a afectarnos de algún modo a todos.

Las personas mayores pueden relacionarse con la tecnología de dos formas distintas: como usuarios activos, manejando ordenadores o teléfonos, o como perceptores de servicios que se apoyan en las TIC (por ejemplo la teleasistencia). El acceso a estas tecnologías debe ser un derecho para las personas mayores, en la medida en que también lo es para el resto de la población. Internet y las redes sociales, por ejemplo, facilitan el acceso a la cultura, el ocio, el comercio, los servicios de banca y servicios administrativos. Pero para ese disfrute debe facilitarse que estas tecnologías sean accesibles y asequibles. Y con respecto a servicios como la teleasistencia, o cualquier otro enfocado específicamente a apersonas mayores o personas con diversidad funcional, deben garantizarse los derechos que los asisten así como diseñarse y aplicarse con criterios éticos. Kofi Annan explica mejor que yo qué nos aporta la tecnología en nuestros días y por qué debería llegar a toda la población (WSIS, 2003):

Todos conocemos el extraordinario poder de las tecnologías de la información y la comunicación. Del comercio a la telemedicina, de la enseñanza a la protección del medioambiente, tenemos en nuestras manos, en nuestro escritorio y en el cielo por encima de nosotros la capacidad de mejorar la calidad de vida de miles de millones de personas.

Las tecnologías de la información y la comunicación no son ninguna panacea ni fórmula mágica, pero pueden mejorar la vida de todos los habitantes del planeta. Se dispone de herramientas para llegar a los objetivos de desarrollo del milenio, de instrumentos que harán avanzar la causa de la libertad y la democracia y de los medios necesarios para propagar los conocimientos y facilitar la comprensión mutua.

Pues bien, con esta temática el Imserso acaba de publicar el documento "Tecnología y personas mayores", en formato PDF y en papel, cuyos autores son Cristina Rodríguez-Porrero, Secretaria de Unión Democrática de Pensionistas de Madrid y exdirectora del Ceapat, y yo mismo. Se trata de una revisión del documento del Ceapat publicado con anterioridad dentro de la Colección 12 retos 12 meses, poniendo al día la información que había quedado desactualizada. La volatilidad de la información que tiene que ver con las TIC es enorme; productos, proyectos y, especialmente, direcciones de páginas web desaparecen o varían con facilidad, dejando antiguos los contenidos de las publicaciones en las que se hace referencia a ellos.

El documento también incluye un capítulo con la opinión de expertos de distintas organizaciones y entidades relacionadas con la tecnología orientada hacia las personas mayores.

Espero que pueda seros de utilidad.

Términos
Información adicional

Bibliografía

Gil González, S., Rodríguez-Porrero, C. Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas (Ceapat) Tecnología y personas mayores. Madrid: Imserso. 2017/12, pp. 230. NIPO papel: 686-17-025-7 / NIPO en línea: 686-17-026-2. [consulta: 11 Diciembre 2017].