“Solucionamos aquellas tareas que son 100 % relevantes para la autonomía de una persona”

Identificación

Fuente: 

Euskadi+innova

País: 

España

Publicado: 

Dom, 02/10/2011

Tipo de noticia: 

Noticias
Imagen de la noticia

Euskadi+innova - Adom es una empresa dedicada a las soluciones tecnológicas para lo que ellos mismos denominan “viviendas usables”. Nace de la alianza entre BJ Adaptaciones (referente a nivel nacional en productos y tecnología de apoyo a la discapacidad) y Erreka (uno de los fabricantes líderes en el sector de automatismos, y perteneciente a la MCC). “El resultado es una empresa solvente que aporta el valor de la especialización en tecnología y discapacidad unido a una experimentada capacidad de instalación y construcción”, explica Jabi Odriozola, director de Adom.

Laura Echaniz y usted mismo fundaron en su día Osoa Proiektuak S.L., que fue comprada por Erreka antes de crear Adom.

Hace cuatro años ambos decidimos dedicarnos de lleno al mundo de la tecnología y la discapacidad, creando Osoa. Laura es experta en Comunicación Aumentativa y Alternativa, Acceso Alternativo al Ordenador y Acceso al Currículo; y yo soy ingeniero en Tecnologías de Apoyo.

De hecho, ustedes han querido predicar con el ejemplo.

Sí. Estamos casados y tenemos dos hijos de tres y cinco años, y hemos puesto a disposición de la comunidad una vivienda recién adquirida por nosotros mismos, con el objeto de realizar un ejercicio práctico de diseño accesible. El objetivo de dicho diseño es lograr una casa "usable" por nosotros en el mayor número de situaciones posibles. No prometemos imposibles o soluciones milagrosas. Todo lo contrario, este proyecto pretende ser un espejo de la realidad. Nuestra vivienda es una experiencia piloto de una familia que quiere diseñar su vivienda para que nunca nos suponga un problema. Queremos estar bien en ella, ahora y en el futuro.

Utiliza el término "usable", en vez de "accesible". ¿Por qué?

En Adom vemos de otro modo la convivencia entre los espacios y las personas. Pensamos que todos somos diferentes, que existen distintos modos de moverse y de vivir los entornos. Y por esta razón, son los espacios quienes deben adaptarse a las personas. A eso le hemos llamado la visión A, porque supone mucho más que Adaptar, mucho más que Accesibilidad y consiste en proyectar pura Autonomía. Ya no vale con acceder, sino que hay que usar. ¿De qué me vale que quepa mi silla si no puedo abrir una puerta pesada? En Adom, solucionamos aquellas tareas que son 100 % relevantes para la autonomía de una persona.

¿Qué características tiene una casa adaptada por Adom?

Se ha de poder circular (entrar y salir) y usar los servicios que ofrece la casa (comunicación externa, ocio y confort) sin otra limitación que el nivel cognitivo. Además, debe ofrecer formas eficientes para pasar de la silla a la cama, de la cama al inodoro, y del sofá a la silla.

Una de las herramientas que fabrican e instalan es la grúa de techo. ¿En qué consiste?

Todos empezamos el día en la cama. Y todos tenemos necesidad de desplazarnos a otras estancias como el baño o, en el caso de personas con dificultad de movilidad, a una silla de ruedas. La instalación de grúas de techo hace posible esta movilidad. Nuestras grúas se controlan con un mando a distancia específico, o bien puede ser el mismo que controla el resto de los elementos de la vivienda. Se puede unir el dormitorio con otras dependencias (cama-silla de ruedas-WC-ducha). De este modo, cualquier transferencia es fácil y sencilla, tanto para el cuidador como para el usuario. Con un único raíl, y disponiendo de las piezas sanitarias adecuadas, se puede acceder a la ducha y al inodoro con un tramo único y con máxima autonomía.

¿Cómo se abren las puertas o se utiliza el ascensor en una casa adaptada por Adom?

Hemos diseñado un sistema único de automatización que permite abrir las puertas por control remoto a través de un mando a distancia, el cual se acciona de forma distinta en función del usuario o su tipo de discapacidad (mediante botones, un soplido, movimiento ocular, etc.). El desarrollo de tecnología propia también ha permitido adaptar las botoneras de los ascensores de modo que sean accionados mediante este control remoto. De hecho, posibilitamos el control integrado y remoto sobre todos los accesos desde un sólo mando, o bien mediante una tarjeta de proximidad, botones integrados en la silla de ruedas, el teléfono móvil o el sistema de control de entorno BJ.

Estas tecnologías, ¿las han desarrollado ustedes mismos?

Las ha desarrollado tanto el equipo de Erreka como el de BJ. Tenemos un equipo multidisciplinar de I+D, con dos sedes principales: Bergara y Barcelona. Contamos con ingenieros electrónicos, industriales, de telecomunicaciones, informáticos (todos muy experimentados en atención directa de personas con discapacidad), y con una terapeuta ocupacional.

Toda esta adaptación, ¿no es demasiado cara para un cliente corriente de a pie?

Una adaptación muy completa y compleja puede tener un precio de entre 12.000 y 15.000 euros. Otras más sencillas pueden costar 2.000 euros. No estamos centrados en la tecnología, no lo necesitamos; estamos centrados en la persona. Nos gusta vender a cada cliente la solución más sencilla y robusta.

Enlace a la entrevista original.
Euskadi+innova | Portal de la Innovación en Euskadi
29/09/2011

Información adicional