Rivo, una extensión del teléfono para personas con discapacidad visual

Enviado por santiago el Vie, 19/03/2021 - 12:00
Identificación
Fuente
TecnoAccesible
País
España
Publicado
Tipo de noticia
Novedades
Idioma
Español
Imagen del dispositivo Rivo

Rivo es un dispositivo que se conecta al teléfono inteligente para hablar y manejarlo a través de su teclado. Se trata, por tanto, de un producto de apoyo que dota de accesibilidad al teléfono mediante un teclado, prescindiendo de la pantalla táctil. Los teléfonos iOS y Android permiten manejar el teléfono a las personas ciegas a través de una interfaz vocal que informa al usuario de los eventos que se van produciendo o leyendo los textos que aparecen en la pantalla; el control de navegación, o la escritura, se logra a través de gestos en la pantalla táctil o por reconocimiento de voz.

Las principales características que indica el fabricante son:

  • Manejo del teléfono con botones físicos.
  • El dispositivo se conecta por Bluetooth al teléfono, manejándolo mientras permanece en el bolsillo.
  • Realización y recepción de llamadas telefónicas, marcación de números y tonos.
  • Escritura de signos de puntuación y emoticones, editando el texto correctamente, algo difícil con el reconocimiento de voz.
  • Escritura de texto en más de 30 idiomas, incluido el español.
  • El tamaño es aproximadamente el de una tarjeta de crédito.
  • Cuenta con micrófono, altavoz y conector para auriculares.
  • Compatible con iPhone, teléfonos Android, iPad y Apple Watch.
  • Conexión con hasta seis dispositivos.
  • Duración de la batería de una semana, con 3 horas de carga mediante cable USB.

El dispositivo proporciona a los usuarios de los teléfonos inteligentes de un método de acceso alternativo al de la pantalla táctil. Se trata de una capa hardware, de una interfaz que se interpone entre el teléfono y el usuario al modo clásico, como se manejaría una Blackberry o un Nokia hace una década1, pero con las funciones avanzadas que ofrecen los teléfonos inteligentes actuales.

Es un acierto que no sea un teléfono «especial», sino de un periférico que puede acoplarse a cualquier teléfono; una persona ciega puede elegir el teléfono del mercado que más le apetezca, de la misma forma que lo haria cualquier otra persona. Un teléfono «especial» difícilmente puede ser utilizado por otra persona del entorno de la persona ciega, un amigo, un familiar, mientras que en este caso sí sería posible, podría dejárselo para hacer una llamada, enviar un correo o hacer un selfie.

El inconveniente puede ser que tienes que llevar otro dispositivo adicional. Aún así, no deja de ser una alternativa accesible más que se ofrece a las personas con discapacidad visual para manejar un teléfono inteligente, aunque, eso sí, por 329 dólares.

  • 1. Blackberry era ya entonces un teléfono inteligente y los Nokia disponian también de funciones avanzadas.
Enlaces
Contenidos TecnoAccesible
Directorio