Revista de tecnologías de apoyo y accesibilidad

  • Enlace a la página de Creative Commons
  • Imagen del icono de Acceso Abierto

Volumen 3

Año
2020

Santiago Gil González - Mar, 05/05/2020

La pandemia del Covid-19 ha alterado nuestra vida como nadie en el mundo ha podido experimentar desde hace más de 100 años. Nos hemos visto obligados a confinarnos en nuestras casas y la mayoría de la población sólo ha podido salir para comprar alimentos, medicamentos y poco más. Hemos tenido que tomar una serie de medidas higiénicas de prevención para evitar contagiarnos y propagar la epidemia. Las normas eran sencillas y relativamente fáciles de seguir. Pero una parte de la población ha tenido más dificultades en este confinamiento para poder autoprotegerse y tener un confinamiento similar al de la población general: las personas con diversidad funcional (personas con discapacidad).


Santiago Gil González - Mar, 05/05/2020

La laringectomía total supone que la persona intervenida no podrá hablar tal como lo hacía con anterioridad. Podrá recuperar un habla, con mayor o menor calidad, dependiendo de su estado tras la operación y de la rehabilitación de la comunicación que finalmente sea posible y elija, aquella que mejor se adapte a sus necesidades y características. Pero lo importante es que después de este proceso podrá comunicarse, de una u otra forma, y en el mejor de los escenarios podrá tener un habla que se perciba bastante natural, con una diferencia poco llamativa respecto al habla de una persona que no haya sufrido la operación.