Un producto o servicio TIC accesible es aquel que puede ser utilizado por todos sus usuarios, teniendo en cuenta sus diferentes capacidades. La capacidad de una persona para utilizar la tecnología puede verse afectada por diversas discapacidades físicas, sensoriales, emocionales o cognitivas.

Tecnología y personas mayores

Trata la relación de las personas mayores con las tecnologías de la información y la comunicación considerando los derechos de las personas mayores y los aspectos demográficos y éticos; analiza qué ofrece la tecnología a estas personas; y revisa la situación actual del uso de las TIC por las personas mayores. Presenta iniciativas en las que las tecnologías desempeñan un papel clave para la autonomía personal y para la participación social de las personas mayores. También incluye la opinión de expertos de distintas organizaciones y entidades y un glosario con definiciones y abreviaturas.

Tecnología y personas mayores

¿Cómo se relacionan las personas mayores con las tecnologías de la información y la comunicación? La respuesta es: depende. Las personas mayores no son un colectivo homogéneo, igual que no lo son los jóvenes de veinte años; son un grupo con una diversidad social que se explica más por los factores que lo caracteriza que por la edad: educación, actividad profesional, situación económica, nivel cultural, aficiones, creencias, género, actitud frente al envejecimiento, etc. Además, hay que tener en cuenta que las personas que se van incorporando a este segmento de la población han convivido buena parte de su vida ya con las TIC, por lo que el gap que se producía entre edad y uso de nuevas tecnologías se va reduciendo progresivamente.

Requisitos de accesibilidad de productos y servicios TIC aplicables a la contratación pública en Europa

Esta norma, la EN 301 549, establece los requisitos funcionales que garantizarán que los productos y servicios TIC sean accesibles para todas las personas; por ejemplo, desde un teléfono móvil, hasta ordenadores, pasando por páginas web; así, los requisitos para la web se basan en las directrices de accesibilidad de contenidos web WCAG 2.0, desarrolladas por