Los intercambiadores de calor y humedad (HME, por sus siglas en inglés) son dispositivos utilizados en pacientes con ventilación mecánica para ayudar a prevenir complicaciones debido al secado de la mucosa respiratoria, como el taponamiento de moco y la oclusión del tubo endotraqueal. También son utilizados por personas laringectomizadas.

Hablar después de una laringectomía

Icono de voz traqueoesofágica

La laringectomía total supone que la persona intervenida no podrá hablar tal como lo hacía con anterioridad. Podrá recuperar un habla, con mayor o menor calidad, dependiendo de su estado tras la operación y de la rehabilitación de la comunicación que finalmente sea posible y elija, aquella que mejor se adapte a sus necesidades y características. Pero lo importante es que después de este proceso podrá comunicarse, de una u otra forma, y en el mejor de los escenarios podrá tener un habla que se perciba bastante natural, con una diferencia poco llamativa respecto al habla de una persona que no haya sufrido la operación.